La Gran Mezquita de Córdoba: Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

En el siglo X, Córdoba era la capital del Califato de Córdoba, el reino moro que gobernaba gran parte de la Península Ibérica.

Mientras que París y Roma estaban en la Edad Media, Córdoba era la ciudad más importante de Europa. La ciudad era un centro de civilización donde los grandes eruditos Maimónides (un filósofo judío) y Averroes (un filósofo musulmán) compartían sus ideas, y un lugar donde la gente de tres religiones, cristianismo, islamismo y judaísmo, vivía en armonía.

La visita obligada de Córdoba es su Gran Mezquita, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con su impresionante interior, un bosque de arcos y columnas islámicos.

Conocido como La Mezquita, este monumento es uno de los edificios islámicos más magníficos jamás construidos.
Alrededor de la Mezquita se encuentran los barrios históricos de Córdoba. La Judería (el antiguo barrio judío) es un barrio especialmente atmosférico de estrechas calles peatonales, patios tranquilos y casas encaladas adornadas con flores.

Este distrito es famoso por sus encantadores patios, y muchos residentes los decoran con coloridas flores en macetas. Durante el mes de mayo, todo el pueblo de Córdoba cobra vida en el Concurso de Patios, un animado festival con una competencia por el patio más hermoso.